Quitar pelos enquistados
Belleza y cosmética

Quitar pelos enquistados

Tanto hombres como mujeres tienen que preocuparse en algún momento por aprender a quitar pelos enquistados. Esto es mucho más común durante el verano, ya que nadie puede lucir un cuerpo atractivo en traje de baño si está repleto de pelos poco estéticos.

Los pelos normales pueden retirarse mediante los métodos de depilación más tradicionales, como la depilación láser, con afeitadoras, cremas depilatorias o con cera en el caso de los más valientes.

Sin embargo, estos métodos no son perfectos, por lo cual podemos acabar topándonos con los temibles pelos enquistados cuando los utilizamos. ¿Pero cuál es la verdadera causa de estos molestos pelos?

¿Por qué aparecen los pelos enquistados?

Son muchos los factores que hacen que aparezcan los pelos enquistados. Generalmente, algunas personas tienen una mayor probabilidad de padecer de esta molestia cuando sus condiciones genéticas los hacen más propensos a ellos.

Además, las características del pelo de la persona también son un factor de riesgo importante. Las personas que tienen pelo rizado o grueso son las que tienen mayores probabilidades de padecer este problema.

Asimismo, hay algunas zonas del cuerpo que son más proclives a la aparición de pelos enquistados. Las partes del cuerpo con pliegues o el área de la barba son las principales zonas donde se suele presentar este problema.

Por otra parte, la forma en que busquemos eliminar el vello corporal también incide en la aparición de esta problemática, tal y como se mencionó al principio. Es por esta razón que no es nada recomendable afeitarse a contrapelo por quererse rasurar rápidamente. De igual forma, la depilación con cera es más proclive a generar pelos enquistados.

Cabe mencionar que ciertos hábitos como el tabaquismo o condiciones como la obesidad también actúan como factores de riesgo que te pueden llevara preguntarte como quitar pelos enquistados.

Prevenir la aparición es mejor que quitar pelos enquistados

Prevenir siempre resulta más eficaz que quitar los pelos enquistados. De hecho, si tus condiciones genéticas no te hacen proclive a tener este tipo de lesiones cutáneas, entonces evitar una depilación inadecuada podría ser más que suficiente para no tener que volver a preocuparte por padecer de ella.

En este sentido, es vital evitar la depilación con cera o rasurarse al ras. La depilación con luz intensa o con láser, además de contar con una gran cantidad de ventajas, también será eficaz para evitar que tengas que quitar pelos enquistados de nuevo.

Esto ocurre debido a que, al rasurarse con cuchilla, se cortan los folículos pilosos, lo cual ofrece la posibilidad de que estos acaben enclavados en el proceso, produciendo una afección conocida como pseudofoliculitis. En el caso de la depilación con cera también puede ocurrir lo mismo.

Por el contrario, en el caso de la fotodepilación o depilación láser no existen estos riesgos, lo que reduce significativamente el riesgo de que tengas que verte en la necesidad de quitar pelos enquistados, incluso cuando seas propenso por tu genética a padecer este malestar.

Sin embargo, dado que en el caso del vello facial no suelen utilizarse estos métodos depilatorios, la prevención puede parecer un poco más compleja. En este caso se recomienda rasurarse siempre con lentitud, con pasadas cortas y, de preferencia, utilizando una rasuradota eléctrica.

Asimismo, el uso de productos como espuma o crema de afeitar ayudan a ablandar el pelo antes de rasurarlo, lo que también ayuda a reducir la posibilidad de que aparezcan pelos enquistados.

Cabe mencionar que las cremas depilatorias también cuentan como una excelente alternativa a la depilación láser o fotodepilación.

Mantén tu piel hidratada

En ocasiones, mantener la piel hidratada puede ser suficiente para evitar la aparición de pelos enquistados.

La piel seca es más proclive a los pelos enquistados. Por lo tanto, el uso de cremas hidratantes para evitar la resequedad de la piel puede hacer que tus problemas con los pelos enquistados desaparezcan por completo.

Exfolia tu piel una vez a la semana

Los productos exfoliantes contra pelos enquistados pueden ser muy útiles en la prevención de este tipo de lesiones. Esto ayudará a mantener los poros limpios y permeables, creando un ambiente donde resulta más difícil que se enclaven los pelos.

Los guantes exfoliantes son muy recomendados para realizar la exfoliación semanal para prevenir los pelos enquistados.

¿Cómo puedo quitar pelos enquistados?

Los métodos para quitar los pelos enquistados varían de acuerdo a la gravedad de la lesión.

Cuando la prevención no funciona, es natural preguntarse cómo quitar pelos enquistados. Si bien es cierto que esta afección no es generalmente grave y puede solucionarse espontáneamente a medida que el pelo crece, hay casos en que la lesión empeora con el tiempo, por lo cual siempre es recomendable optar por tratamientos.

Antibióticos tópicos

Los antibióticos de uso tópico son el tratamiento más frecuente para los pelos enquistados.

El uso de ciertos antibióticos tópicos es la forma más común de quitar pelos enquistados. La eritromicina y la clindamicina suelen ser los más populares. Estos medicamentos se encargan de reducir la inflamación, lo que eventualmente puede hacer que los pelos desaparezcan.

Asimismo, productos como los retinoides o el peróxido de benzoilo, los cuales se suelen usar mayormente para el tratamiento del acné, también pueden ser eficaces para quitar pelos enquistados.

Además, el uso de inyecciones de corticoides se puede utilizar en los casos más graves, generalmente cuando la inflamación es demasiado intensa como para que el uso de otros productos tópicos tenga la capacidad de sanar la lesión. De igual manera, puede ser requerida la utilización de antibióticos orales, sobre todo cuando la inflamación abarca un área amplia.

Agujas estériles

Las agujas son un método para quitar pelos enquistados más intrusivo, pero también más rápido.

Uno de los métodos para quitar pelos enquistados de manera rápida es mediante el uso de agujas estériles que se insertan en la piel y se usan para extraer directamente el pelo. En estos casos es imprescindible tener una meticulosa limpieza, puesto que, si no se siguen los cuidados adecuados,  existe un importante riesgo para que la piel se infecte y la lesión empeore notablemente.