granos en las nalgas
Belleza y cosmética

Granos en las nalgas

Los granos en las nalgas son una molestia similar al acné, con la diferencia de que, al no tratarse de un área precisamente visible, no son tanto una molestia estética como una molestia corporal, pues, aunque son vergonzosos, lo más molesto de ellos es cuando llegan a provocar comezón o cualquier otro tipo de molestia.

Ahora bien, aunque se parezcan a los granos del acné en el rostro, los granos en las nalgas no son iguales. En casi la totalidad de los casos, esto se debe a otros tipos de afecciones.

Afecciones que causan granos en las nalgas

Los granos en las nalgas son producto de tres tipos de de afecciones cutáneas. Conocerlas es importante para conocer qué las causó y cuáles son los tratamientos más adecuados, además de la gravedad de la afección que los causa.

Foliculitis

La foliculitis es una afección de origen bacterial, causada por la bacteria Staphylococcus aureus. Se caracteriza por una inflamación de los folículos pilosos de la piel. Esta inflamación no siempre es incómoda.

Su origen puede encontrarse en levaduras, contacto directo con la bacteria u hongos.

Dermatitis de contacto

La dermatitis de contacto es una afección de tipo alérgica que suele ser provocada por el contacto con algunos conservantes de toallitas lavables o suministros de lavandería perfumados.

Queratosis pilaris

La queratosis pilaris es una afección que se produce cuando se acumula un exceso de queratina en la abertura de los poros de la piel.

¿Los granos en las nalgas no son acné?

Con lo antes dicho, debería de quedar más que claro que los granos en las nalgas no tienen nada que ver con el acné más allá de su apariencia similar. Sin embargo, todavía no hemos aclarado cómo es posible saber diagnosticar cuál de las tres afecciones antes mencionadas podría ser la causante de los granos en las nalgas.

En el caso de la dermatitis de contacto, debería bastar con examinar si se ha estado expuesto a alguna clase de alérgeno que podría haber desencadenado la reacción. Por su parte, la queratosis pilaris debería de ser diagnosticada por un médico.

En el caso de la foliculitis, tendríamos que evaluar la sensación que producen los granos en las nalgas. Así mismo, nos puede ayudar analizar las características de las protuberancias.

Los granos producto de la foliculitis son poco profundos y bastante pequeños, pero si se irritan puede crecer hasta alcanzar un tamaño similar al de las quistes. Además, son los únicos granos que pueden provocar dolor y picazón.

¿Cómo tratar los granos en las nalgas?

Generalmente, la foliculitis no es grave. Se trata de la causa más común de esta afección. Si bien existen productos para tratar los granos en las nalgas,  nunca viene mal seguir algunos consejos para lidiar con la foliculitis.

Usa ropa ligera

Si usas ropa ajustada constantemente, entonces eres mucho más propenso a padecer foliculitis. Prendas de vestir como jeggins, pantalones de yoga o simplemente jeans ajustados tienen una gran capacidad para absorber la humedad, lo cual actúa como un nido propicio para la aparición de foliculitis, pues son un buen recipiente para la humedad.

Esto no quiere decir que debas sacar las prendas ajustadas por completo de tu vida, pero sí que debes considerar limitar la frecuencia con que los utilizas, sobre todo si padeces de foliculitis con regularidad. También es recomendable que no uses este tipo de prendas durante mucho tiempo, sobre todo si están sudadas. Cambiarte los jeggins después de ir al gimnasio puede llegar a ser suficiente para prevenir la aparición de esta enfermedad.

Vigila el uso de ropa interior de materiales cálidos

Algunos tipos de ropa interior favorecen la aparición de las bacterias causantes de la foliculitis

Materiales que atrapan muy bien el calor como el poliéster, la seda o el nylon son excelentes para retener la humedad. Lo mejor es que uses ropa interior de materiales como algodón, los cuales absorben mejor la humedad. El uso de ropa interior deportiva también es una buena opción.

Dúchate después de entrenar

Cuando hacer ejercicio sudas y tu piel retiene la humedad, lo que puede irritar los folículos pilosos y convertirse en un caldo de cultivo para las bacterias responsables de la foliculitis. Por ello, ducharse después de entrenar es importante, ya que puede impedir que las bacterias se formen e inflamen los folículos pilosos de la piel de las nalgas.

Te recomendamos que organices muy bien tus horarios de entrenamiento, de manera que puedas asegurarte de que tendrás tiempo para una buena ducha cuando termines de ejercitarte.

Replantea las actividades que realizas

La práctica de actividades deportivas como el spinning, remo o ciclismo, a causa de la fricción en la piel, aumenta las posibilidades de padecer de granos en las nalgas debido a la creación de heridas. Por lo tanto, si padeces demasiado de foliculitis, quizá deberías replantearte la frecuencia con que las practicas.

Por otra parte, es recomendable que frenes completamente este tipo de actividades mientras te estás recuperando de la foliculitis, ya que la fricción puede aumentar la cantidad de granos en las nalgas que posees o incluso imposibilitar su curación.

Evita los productos que te pueden provocar alergia

Si los granos en las nalgas aparecen por cuestiones alérgicas, entonces se debe atacar el problema de raíz.

Si presentas alergia a algún tipo de perfume o producto químico utilizado para el lavado de ropa, entonces deberías eliminarlo de tu vida. La alergia a este tipo de productos es el desencadenante más común de la dermatitis de contacto, otro de los más comunes causantes de los granos en las nalgas.

Esto no quiera decir que no puedas volver a lavar la ropa. Simplemente debes plantearte empezar a utilizar alguna versión hipoalergénica del producto que te está causando la dermatitis de contacto.

Exfolia la piel

Los exfoliantes pueden acelerar significativamente la sanación natural de los granos en las nalgas

El uso de exfoliantes puede acelerar la curación de los granos en las nalgas. No obstante, debes asegurarte de utilizar exfoliantes que sean aptos para piel sensible,.puesto que si usas un producto muy agresivo afectarás negativamente al proceso de curación.