como cuidar un tatuaje
Belleza y cosmética

como cuidar un tatuaje

El mundo de los tatuajes es más complicado de lo que parece. No se trata sólo de soportar el dolor de las agujas, escoger un buen diseño o darle un buen significado. Tampoco se limita a escoger el lugar donde se hará el tatuaje, sino que también es importante saber cómo cuidar un tatuaje.

Esto se debe a que se trata de un tipo de arte que forma parte esencial de tu cuerpo. Y, así como el cuerpo requiere que cuidemos de él, los tatuajes no pueden ser la excepción.

Después de todo, los tatuajes son para toda la vida, por lo cual es lógico que quieras que durante toda tu vida se vean tan bien como el día en que te decidiste a hacerlos. En este sentido, conocer las claves sobre cómo cuidar un tatuaje influye directamente en el éxito que tendrás para postergar la belleza del tattoo a través de los años.

Consejos para saber cómo cuidar un tatuaje

Saber cómo cuidar un tatuaje es muy importante no sólo por cuestiones estéticas, sino también de salud. Esto se debe a que se tarta de uno de los procedimientos cosméticos más invasivos que existen, hasta el punto de que influye directamente en tu sistema inmunitario.

 

Por lo tanto, debes evitar forzar a tu sistema inmune a trabajar más de la cuenta, especialmente en los primeros días después de haberte hecho el tatuaje, ya que será durante estos que comenzará el proceso de curación del mismo.

 

Por ello, tienes que reducir los hábitos dañinos como la fiesta o exposición a productos químicos u alimentos que no favorecen a tu sistema inmunitario, por lo menos durante el tiempo de curación del tatuaje.

Tiempo de curación del tatuaje

Son muchos los factores que influyen en el tiempo de curación del tatuaje. De manera que es imposible dar un tiempo exacto. Sin embargo, el tiempo estándar oscila entre siete y catorce días. La variación puede depender de factores como la edad, el sexo y cómo de buen sea tu estado de salud.

Por otra parte, el tamaño de tu tatuaje también se tiene en cuenta al momento de calcular la duración de la curación. Los tatuajes más pequeños y sencillos probablemente requieran de menos tiempo para sanar. Por el contrario, aquellos tatuajes que sean más complejos y grandes, casi con toda seguridad tardarán más de una semana en curarse, incluso cuando tu sistema inmunológico esté trabajando como un campeón.

Además, en caso de que tengas alguna clase de trastorno relacionado con el sistema inmune, es muy probable que el tattoo tarde mucho más en sanar de lo normal. Por eso, si padeces de un trastorno de esta clase, es altamente recomendable que acudas con un dermatólogo para que te asesore sobre como cuidar un tatuaje según tus circunstancias personales.

Cabe destacar que el tipo de tatuaje también es relevante para calcular el tiempo de curación. Aquellos tatuajes que se hacen con tinta de color son más difíciles de sanar, de manera que duran más.

Asimismo, el lugar donde se hizo el tatuaje también es otro factor a tener en cuenta. Si se hacen en una articulación la sanación puede ser más difícil, puesto que cuando la muevas se podría causar un “trauma” en el proceso curativo, lo que generaría una costra retrasaría considerablemente el proceso curativo.

Si tu tatuaje es muy sencillo entonces debería sanar en poco tiempo

En el caso de que tus tatuajes sean sencillos y pequeños, de forma que el trauma que causen en la piel sea mínimo, entonces es poco probable que tarden mucho en curarse. Podría bastar con poco más de una semana para que tu tatuaje luzca impecable.

No obstante, no debes olvidar que, aun cuando el tatuaje ya se haya curado, el cuerpo continuará regenerando células, por lo cual no deberías dejar de hidratarlo, por lo menos hasta que haya pasado un mes desde que te hiciste el tatuaje.

Evita rascarte

Rascar un tatuaje es una práctica muy nociva para su cuidado

Uno de los consejos más básicos sobre cómo cuidar un tatuaje está relacionado con la picazón que producen cerca del final del proceso de curación. Puede ser difícil resistir la picazón, pero es importante hacerlo, ya que si te rascas puedes hacer que el tatuaje tarde más en curarse o incluso estropear el diseño.

Puedes usar productos para el cuidado de tatuajes, los cuales te ayudarán a reducir la picazón, a la vez que mantienes la piel hidratada y ayudas a acelerar el proceso de sanado.

Ten cuidado con las alergias

Si te haces un tatuaje y eres alérgico a la tinta, los resultados pueden llegar a ser catastróficos. Por esto es muy recomendable que le solicites al tatuador que te realice una prueba de alergia antes de proceder a la realización del tatuaje. En caso de que, tras aplicar una pequeña de tinta, no presentes ningún tipo de reacción, entonces no debes preocuparte por las alergias.

Si te hiciste un tatuaje y sospechas que estás teniendo una reacción alérgica, entonces debes acudir con el dermatólogo en la brevedad posible, de manera que evites que la reacción cutánea empeore.

Quítate el vendaje en el tiempo adecuado

Debes quitarte el vendaje en el tiempo adecuado para favorecer la sanación del cuidado. Si lo haces antes de tiempo, entonces de poco te servirán los consejos sobre cómo cuidar un tatuaje.

En este sentido, tienes dos opciones. Puedes dejarte el vendaje puesto durante toda la noche mientras duermes, algo recomendable si te hiciste el tatuaje de noche.  Por el contrario, si te tatuaste de día, puedes quitarte el tatuaje antes de ir a dormir o, si requieres quitártelo con urgencia, entre tres y cuatro horas después de haberte hecho el tatuaje, salvo que se trate de un tatuaje muy complejo y grande.

Tener el vendaje por demasiado tiempo o volver vendarlo de nuevo tampoco es recomendable

Tampoco es recomendable pasar demasiado tiempo con la venda puesta. Como máximo debes haberla retirado hasta las veinticuatro horas de haber hecho el tatuaje.