antiespinillas
Belleza y cosmética

anti espinillas

El acné es una de las afecciones de la piel más comunes. Se vuelve especialmente problemático durante la etapa de la pubertad, momento en que más suele aparecer y el uso de algún antiespinillas se hace casi obligatorio.

Más allá de ser molestos, es cierto que los granos de acné no suelen considerarse un problema de salud grave. Sin embargo, en algunos casos pueden afectar negativamente la autoestima de la persona afectada, lo cual actúa de forma muy negativa sobre su salud.

Afortunadamente, las espinillas son tratables. Y es que, debe entenderse que no se trata de una condición crónica sino de una enfermedad y cómo toda enfermedad es posible tratarla.

Y cuando hablamos de tratarla, hay que hacer énfasis en que no es necesario reventar los granos. Sabemos que a veces puede llegar a ser muy tentador, pero en la mayoría de los casos no hará más que empeorar el problema. Cuando se revientan los granos, existe una posibilidad de que abramos una herida que dé paso a toda clase de bacterias, las cuales pueden infectar la piel y hacer que la afección se vuelva peor y tarde más tiempo en curarse. Créenos, las cicatrices causadas por el acné pueden llegar a ser mucho peores que los granos, así que no degustaría para nada tener que lidiar con ellas.

Utilizar un antiespinillas

Los antiespinillas son el mejor aliado de las personas que padecen de acné, independientemente del tipo y la gravedad.

Los productos antiespinillas son tu mejor aliado para tratar las espinillas, no el uso de tus uñas para solucionarlo todo de forma manual. Existen muchos compuestos destinados a tratar el acné, todos dirigidos a los diversos tipos del brote que existen. La utilización de estos medicamentos de forma eficaz puede hacer que tu cara vuelva a lucir limpia de granos en cuestión de tiempo.

Sin embargo, existen muchos productos diferentes de este estilo, de manera que a veces puede resultar un poco difícil escoger cuál es el más adecuado. Pero no te preocupes, en este artículo hemos recopilado las mejores fórmulas antiespinillas que existen en el mercado. Por lo tanto, tendrás que limitarte únicamente a utilizar aquella que te resulte más cómoda.

Ácido salicílico

El ácido salicílico actúa como un exfoliante antiespinillas que elimina el exceso de sebo, el cual es responsable en la mayoría de los casos de la producción de acné. Cuando eliminas el sebo, los poros no se obstruyen, por lo que las espinillas dejan de aparecer.

Este medicamento tiene la ventaja de que es bastante suave, por lo que no importa si tienes piel sensible, de igual forma podrás utilizarlo. Cabe destacar que este ácido es tan beneficioso y sus propiedades tan eficaces que también es un ingrediente clave en muchos champús anticaspa.

Peróxido de benzoilo

El peróxido de benzoilo es un compuesto muy potente que combate directamente las bacterias responsables de la aparición del acné, haciendo que las espinillas no sólo desaparezcan, sino también previniendo su aparición.

Otro compuesto muy común para el tratamiento del acné es el peróxido de benzoilo. Éste se destaca no sólo porque previene el acné de la misma forma que el compuesto anterior, sino porque también se encarga de eliminar las bacterias que lo producen.

La desventaja es que este compuesto es un poco más agresivo, así que es capaz de causar un poco de irritación dependiendo del tipo de piel. De manera que es más recomendable optar por la versión micronizada, ya que es la que produce menor irritación y suele activar su efecto de prevención del acné por más tiempo.

Asimismo, es recomendable mantener alejado este producto productos como toallas o ropa, ya que puede mancharlos.
Adapaleno

El adapaleno es un tipo de retinoides capaz de prevenir la aparición del acné, lo que lo convierte en un eficaz antiespinillas. En este caso, su funcionamiento radica en su capacidad para regular la rotación celular.

Recomendaciones generales

Seguir recomendaciones puede evitar la aparición de efectos secundarios y garantizar la eficacia de los tratamientos.

Ya conocimos los tres productos más comunes para el tratamiento de acné mediante medicamentos antiespinillas. Sin embargo, no viene mal recibir algunos consejos que nos pueden ayudar a sacarle el máximo partido a cada uno de esos medicamentos.

Al respecto hay que decir que se debe evitar el uso excesivo de cada uno de estos. Algunas personas aplican sobredosis de estos medicamentos pensando que así harán efecto más rápido, pero realmente no pasará así. Por el contrario, podrían provocar efectos secundarios, ya que hay que recordar que son muy potentes, especialmente en el caso del adapaleno y el peróxido de benzoilo.

Por otra parte, ten en cuenta que estos no son los únicos productos que existen para tratar el acné. Existen otros que, si bien son menos potentes, pueden venir muy bien en los casos de acné que no son demasiado graves. Por ejemplo, las mujeres pueden tratar el acné mediante el uso de píldoras anticonceptivas con estrógeno en dosis pequeñas.

Vitaminas y minerales antiespinillas

El consumo de ciertas vitaminas, en la cantidad adecuada, puede reducir significativamente la aparición de acné.

Para tratar el acné no todo son los medicamentos anteriormente descritos, el uso de ciertos tratamientos de venta libre puede actuar también como un antiespinillas que sólo puede ser recetado por un médico, al menos en ciertos casos.

En este sentido, el consumo de vitaminas A y D, así como de zinc, pueden tener un efecto positivo en el tratamiento de acné, ya que contribuyen a mantener una buena salud de la piel, lo que se traduce en una prevención de la aparición del acné.

Remedios naturales

Los remedios naturales son la mejor opción cuando no quieres sufrir por los problemas de irritación propios de los medicamentos por prescripción.

También existen remedios antiespinillas naturales. Estos no son tan potentes como los medicamentos, pero tienen la ventaja de que no producen irritación y son muy eficaces en algunos casos. Los productos naturales más recomendados como antiespinillas son el extracto de arándano y el aceite de árbol de té.