algas marinas
Belleza y cosmética

Algas Marinas

Las algas marinas son aquellas especies de plantas que crecen bajo el agua de los ríos, lagos, océanos, etc. Existe una amplia variedad de plantas de este tipo, siendo algunas de tamaño microscópico como en el caso del fitoplancton, pese a que también existen algas gigantes.

Gracias a la gran variedad existente, las algas permiten preparar platos de todo tipo.

En el mundo marítimo son muy importantes, puesto que conforman la base de la cadena alimenticia de muchos animales. En la actualidad se han popularizado como un superalimento debido a los múltiples beneficios que aportan a la salud.

Pese a que la popularidad de las algas marinas ha crecido mucho en los últimos años, en los países asiáticos su popularidad no es algo nuevo, sino que forma parte de la gastronomía típica de estos sitios.

Ahora bien, ¿son reales los beneficios nutricionales de las algas marinas? ¿Está justificada su reciente popularidad? En este artículo profundizaremos en ello, de manera qué sepamos de qué manera nos puede beneficiar añadir algas a nuestra dieta diaria o usarlas como remedio cosmético.

Beneficios nutricionales de las algas marinas

Los beneficios de las algas marinas no son una novedad. .Desde la antigüedad estas plantas del mar han sido utilizadas para tratar una amplia variedad de afecciones. De acuerdo a múltiples historiadores, el uso de las algas marinas en materia de salud data desde 1500 A.C, cuando eran utilizadas para tratar tumores.

De hecho, es tan grande la importancia de las algas marinas, que la medicina tradicional de China contenía a este ingrediente en la mayor parte de sus remedios. Esto incluye desde enfermedades como el bocio hasta aquellas propias del sistema urinario.

Son un antiviral natural

Con el avance de la ciencia médica, se ha podido analizar de una manera más exacta las propiedades de las algas marinas, lo que nos ha permitido descubrir aun más beneficios en estas plantas. Se ha determinado que gracias a los fucoidanos, un polisacárido que forma parte esencial de sus propiedades, estas plantas son un antiviral natural.

Son anticancerígenas

De hecho, el efecto antiviral de las algas marinas es tan potente que incluso es capaz de promover la muerte de las células cancerígenas en el colón. Por otra parte, un estudio realizado en mujeres posmenopáusicas determinó que comer algas marinas reduce la presencia de una molécula implicada en señalar a las células cancerígenas.

Las propiedades de las algas marinas han demostrado ser efectivas para prevenir algunos tipos de cáncer.

A raíz de esto se llegó a la conclusión de que las algas podrían estar detrás de los bajos índices de cáncer de mama en las mujeres japonesas, debido a que las algas están más presentes en su dieta que en el caso de otras mujeres alrededor del mundo.

Esta misma conclusión se obtuvo en 2010 con un estudio similar, pero realizado con mujeres de Corea del sur que consumían frecuentemente algas de alta mar.

Reduce la absorción de azúcar después de las comidas

Asimismo, otros estudios han señalado que son capaces de ayudar a reducir la absorción de azúcar tras las comidas, una excelente noticia para aquellas personas que enfrentan problemas por tener muy altos sus niveles de azúcar.

Otros beneficios

Por último, hay que hacer mención de otros beneficios de las algas marinas, los cuales no son tan populares. Sucede que este alimento cuenta con propiedades que ayudan a reducir los niveles de colesterol, por lo que son muy recomendadas para las dietas que tienen como objetivo bajar de peso.

Las algas marinas pueden ayudar a las personas con problemas de sobrepeso.

Pero además de reducir el colesterol, algunos estudios han señalado que las algas marinas también pueden ayudar a reducir las probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares. Por lo tanto, las personas con mayor riesgo de sufrir problemas cardíacos deberían considerar consumirlas con mayor frecuencia.

¿Dónde comprar algas marinas?

Ya sabemos cuáles son sus beneficios, por lo que es natural tener interés en comprar algas marinas. Pues bien, lo más común es comprarlas por Internet, al menos en el caso de que no quieras complicarte la vida y no tengas problema en esperar a que las lleven hacia tu casa.

Pero si prefieres hacer las compras de una forma más tradicional, puedes ir a cualquier supermercado de comida asiática. Existen varias especies de algas marinas diferentes para escoger, así que la primera vez puedes optar por probar con algunas, de manera que logres determinar cuáles son más convenientes para ti.

Ten en cuenta que la mayoría de las algas son importadas y no todas son de la misma calidad. Las algas provenientes de las Islas Británicas son las únicas que se pueden recoger a mano, así que quizá te interese preferir proveedores de otros países.

Propiedades de las algas marinas

Las propiedades de las algas marinas son las responsables de todos sus increíbles beneficios, por lo que nunca viene mal conocerlos. Después de todo, se trata de un alimento tan versátil que puede servir para preparar suplementos, batidos, guisos, ensaladas, sushi o sopas.

Así qué, ¿por qué no conocer las propiedades detrás de un alimento tan versátil? A continuación las daremos a conocer de acuerdo a las funciones que tienen.

Yodo y tirosina

Debido a que absorben una cantidad importante de yodo y tirosina por su hábitat oceánico, las algas marinas son conocidas por apoyar las funciones de la glándula tiroides, entre las que se incluyen la reproducción y reparación de las células, aumento de la energía y el crecimiento.

Altas dosis de minerales y vitaminas

Esto varía mucho de acuerdo al tipo de alga, pues no todas son igual de nutritivas. Sin embargo, la mayoría está cargada de proteínas, fibra, hierro, cobre, tiamina, manganeso, calcio y riboflavina.

Asimismo, son una de las mejores fuentes de ácidos grasos esenciales omega-3 y vitamina B12. De igual manera puede tener vitaminas A, E, C y K.

Múltiples antioxidantes

Los antioxidantes estimulan la regeneración celular y combaten el envejecimiento prematuro al reducir los efectos de los radicales libres. Pues bien, las algas marinas tienen altas cantidades de estos antioxidantes.