beneficios del Acido Glicólico
Belleza y cosmética

Ácido Glicólico

Las personas interesadas en eliminar manchas de la piel, o simplemente en tener una piel más limpia y esplendorosa, tienen que conocer al ácido glicólico, un ingrediente cargado de propiedades casi milagrosas para el embellecimiento de la piel.

Se trata de uno de los productos cosméticos de más alta gama que existen y si no lo has probado antes, entonces deberías empezar a considerarlo. Así que te invitamos a que sigas leyendo para que conozcas sus increíbles beneficios.

¿Qué es el ácido glicólico?

El ácido glicólico es un ácido del tipo Alfa Hidroxi (AHA). Se caracteriza por ser soluble en el agua y funcionar como un exfoliante. Sus usos más comunes se centran en la limpieza de la piel al eliminar las células muertas de la misma, con lo cual elimina manchas y le da un aspecto brillante muy representativo.

El ácido glicólico es un exfoliante poco agresivo con la piel

Una de las principales ventajas de este ácido por encima de otros exfoliantes es que no maltrata la piel ni causa irritación. Claro está que para lograr esto debe utilizarse en cantidades adecuadas.

¿Cuáles son los beneficios del ácido glicólico para la piel?

Más allá de su increíble poder como exfoliante, el ácido glicólico tiene la ventaja de que es un compuesto que logra penetrar en las capas superficiales de la piel con suma facilidad.

Debido a que logra entrar más profundamente que otros exfoliantes, sus beneficios son también más efectivos. Además, debido a que logra estimular los fibroblastos de la dermis, impulsa la producción de colágeno.

El aumento de la producción de colágeno es responsable de que al utilizar este ácido la piel se vuelva más firme, reduciendo las arrugas y suavizando cualquier línea.

Tipos de pieles compatibles

No se puede decir que exista un tipo de piel específicamente compatible con el ácido glicólico para tratar manchas. Da igual si tu piel es grasosa o seca; si es delicada o resistente, cualquier persona puede aprovechar los beneficios de este ácido.

No obstante, sí existen ciertos tipos de pieles que pueden verse especialmente beneficiados de sus efectos. En el caso de las personas que presenten problemas de hiperpigmentación, exceso de arrugas o acné, claramente los beneficios se harán más notables que si se usa el ácido sobre una piel bella sólo para cuidarla.

Por otra parte, es bien sabido que la capacidad de exfoliación natural de la piel se va debilitando con el envejecimiento. Por ello personas mayores de cuarenta años pueden notar cambios más significativos al utilizar este ácido, en comparación a personas jóvenes que lo usen.

¿Cómo usar el ácido glicólico para manchas?

Para empezar, tendrás que comprar ácido glicólico en alguna de las diversas presentaciones disponibles en el mercado. Debido a su gran popularidad, existen versiones en forma de cremas hidratantes, limpiadores y sueros.

El tiempo de utilización recomendable, en el caso de las personas con piel sensible, es una dosis cada dos días. Está recomendación tienen como objetivo prevenir posibles episodios de irritación cuando se comienza a utilizar el producto.

Tras algunas semanas de uso, si notas que tu piel tiene mayor tolerancia al ácido, puedes subir la dosis a una aplicación diaria.

Por otra parte, es recomendable aplicarse el producto solo de noche, ya que tras la aplicación la piel se volverá más sensible a la luz solar, por lo que exponerte puede hacer que se generen manchas indeseadas en tu piel.

Si aun así decides aplicar ácido glicólico durante el día, entonces se recomienda que te apliques un protector solar al salir al aire libre.

Efectos secundarios del ácido glicólico

Como se mencionó anteriormente, cuando se usa de forma inadecuada el ácido glicólico puede provocar irritación o quemaduras en la piel, siendo estos sus principales efectos secundarios. Si bien es cierto que es más amigable con la piel que otros compuestos, esto no quiere decir que no sea un ácido potente.

Los efectos secundarios sólo suelen presentarse con un uso inadecuado

Si embargo, la existencia de estos posibles efectos secundarios no tiene que ser razón para temerle a este ácido. En general es bastante seguro y no es común sufrir de quemaduras o irritación por su utilización. De hecho, puede ser incluso utilizado por mujeres embarazadas.

Cabe mencionar que, si aun así te preocupan los efectos que este ácido pueda provocar en tu piel, debes saber que este ácido no es resistente al agua, así que si sientes que te excediste al aplicarlo, bastará con enjuagar tu rostro con abundante agua fresca para neutralizar sus efectos.

Funcionamiento

Sobre cómo funciona el ácido glicólico hay que decir que actúa directamente sobre la capa superior de la piel. Sus propiedades eliminan las células muertas y el sebo que se acumula en esta capa.

Está compuesto con moléculas más pequeñas en comparación a otros compuestos utilizados como exfoliantes. Por eso es absorbido con mayor facilidad y rapidez.

Una vez que son eliminadas las células muertas de la piel, lo que quedará será una piel renovada y de aspecto más delicado.

Por otra parte, los niveles de concentración y pH en el ácido glicólico manchas varían de una presentación a otra. Lo más recomendable para obtener todos los beneficios del ácido es optar por una presentación pura. Comprar el producto mezclado con otros ingredientes, incluso cuando  sea en concentraciones altas, puede llegar a ser menos eficaz debido a que estará diluido.

La excepción a este principio se da sólo en los casos en que se planea utilizar este ácido por tiempo prolongado. En estas situaciones sí podría ser buena idea combinarlo con alguna crema hidratante.

Consideraciones finales

Si llegas a presentar descamación la primera vez utilizas este ácido, entonces debes suspender su uso. Seguirlo utilizando cuando se presenta este síntoma puede crear casos de hiperpigmentación y cicatrices o incluso agravar estos síntomas si ya los padeces. Posteriormente deberás acudir con un dermatólogo para que te recete un producto a base de ácido glicólico que se adapte a tu piel.

Algunos productos para el tratamiento del acné son incompatibles con el ácido glicólico, puesto que, debido a que éste último sensibiliza la piel, los efectos secundarios de ciertos tratamientos para el acné se pueden agravar.